No más clubes de “consumidores engañados”

Por Laura Méndez  (@lauramendez)

¿Alguna vez les ha sucedido que llegan con alguna autoridad y les dice “aquí no es” o “no puedo hacer nada”? Creo que para muchos esto puede sonar #típico. Lo cierto es que las autoridades están obligadas a recibir y atender sus peticiones, pues se trata del ejercicio fundamental del derecho de petición. Sin embargo, y desafortunadamente, la mera recepción de nuestros escritos o quejas no necesariamente significa que la autoridad vaya a actuar de conformidad con la ley, y es ahí donde cobra relevancia que los ciudadanos demos seguimiento a lo que los servidores públicos hagan, o dejen de hacer, en el ejercicio de sus funciones.

El pasado martes 24 de julio, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los “Lineamientos para el Análisis y Verificación de la Información y Publicidad”. Los beneficios con la publicación de estos Lineamientos son muchos, entre ellos, generar certidumbre jurídica a los regulados sobre lo que la Procuraduría considera como publicidad engañosa o abusiva.

Desde mi perspectiva, lo más valioso de estos Lineamientos es que brindan a los consumidores herramientas para reclamar y exigir a las autoridades que actúen en la defensa de su derecho a la información. Lo anterior es así porque imaginemos que se encuentra al aire un anuncio publicitario que de acuerdo con los Lineamientos debe considerarse como engañoso o abusivo. Si un consumidor denuncia esta publicidad, la Profeco tendrá que hacer algo con esta denuncia y actuar de conformidad con lo establecido en los Lineamientos, de lo contrario, los servidores públicos que no lo hicieran incurrirían en responsabilidad.

Asimismo, con la publicación de estos Lineamientos, la Profeco reconoce la importancia de proteger derechos difusos como es el derecho a la información, en lo cual hasta hace unos años había quedado rezagada la institución. Hay que recordar que una publicidad engañosa lesiona los derechos de un número indeterminado de consumidores, muchos de los cuales acaban pagando por algo que nunca reciben, o que incluso daña su salud.

Por lo anterior, estos Lineamientos marcan un parte aguas en la labor de las autoridades para proteger a los consumidores. En adelante existen tres grandes retos. En primer lugar, una eficaz instrumentación por parte de la Profeco. En segundo, la responsabilidad de la industria para dar cumplimiento a la Ley teniendo mucho más claros los criterios de acción de la autoridad. En tercer, el papel de la ciudadanía en garantizar que estos Lineamientos sean efectivamente aplicados y que no haya vuelta atrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s