Jalisco, la debacle anunciada del PAN (y los partidos)

“All politics is local”

Tip O’Neill

Los resultados del domingo pasado fueron en general malos para Acción Nacional: en la cámara de diputados obtienen su porcentaje más bajo desde 1991; pierden Sonora, aunque ganan Querétaro; avanzan en el DF, a pesar de las denuncias de corrupción en su contra, pues lo hacen gracias al avance de Morena; se van a lejano tercer lugar en Nuevo León, donde también pierden la capital, y muchos otros. Pero me llama la atención el retroceso que sufre en Jalisco, en la capital apenas logró poco más del 9% de los votos y no ganaron ni uno solo de los 20 distritos locales, después de que gobernaron la entidad entre 1995 y 2013. Ejemplos similares en otros partidos son los resultados del PRD en el Distrito Federal y del PRI en Nuevo León.

Jalisco, junto con la zona del bajío y los territorios del movimiento cristero, fue cuna del primer panismo. En 1942, Acción Nacional presumiblemente ganó el ayuntamiento de El Grullo, y aunque no logró tomar posesión fue la primera victoria municipal de la oposición en medio de un régimen autoritario y centralista. El estado, además fue cuna del primer candidato a la presidencia de la república por el PAN, Efraín González Luna, y de otro más en 1970, Efraín González Morfín. Décadas después, luego de las luchas por las gubernaturas de Chihuahua y Baja California en los 80, Acción Nacional gana el gobierno de Jalisco en 1995, que junto con Baja California y Guanajuato, son los que más años ha gobernado. En las elecciones estatales de 2012, pierde el gobierno después de 18 años y lo devuelve al viejo PRI. Tres años más tarde el PAN está marginado del espectro político de la entidad.

Que toda política es local es algo que parecía entender bien el PAN desde su fundación. Este principio parte de que el municipio es la base del contacto del ciudadano con lo público, es ahí donde se ejercen las primeras y más importantes libertades políticas, es también el espacio de conexión más directo entre la provisión de servicios públicos y la demanda de calidad por los mismos. Así el PAN fue ganando desde lo local espacios para conseguir su crecimiento nacional, entendía el voto como una expresión de la realidad más inmediata de los ciudadanos, por eso, como dice Soledad Loaeza, el PAN se fue nutriendo de distintas visiones que llegaban al centro a defender intereses muy locales. Eran distintos los militantes del norte y su presión por un gobierno que diera libertad a los empresarios, a los más conservadores del centro y sur que buscaban medidas redistributivas.

Pero, los 12 años del PAN en la presidencia significaron el alejamiento de estos principios. Las políticas dictadas desde el centro y las posiciones públicas del partido empezaron a importar más que las necesidades locales y su representación. El PAN cayó en la lógica del centralismo heredado del PRI, en cada elección local o federal pretendían hacer una lectura sobre el actuar nacional, no se explicaban cómo si los presidentes Fox o Calderón tenían alta aprobación de la ciudadanía no se veía reflejado en los resultados electorales del PAN. Desde el centro se trató de mejorar eso a costa de invisibilizar y solapar excesos, escándalos y corruptelas a nivel local.

En Jalisco, el PAN, aprovechando el monopolio electoral estatal, la cámara local casi a modo, y el gobierno reiterado de los municipios de la zona metropolitana de Guadalajara, dejó de escuchar las necesidades más inmediatas de sus electores y se dedicó a hacer política nacional. No hay que olvidar que fue un gobernador de Jalisco quien “destapó” a Felipe Calderón para la presidencia, Francisco Ramírez, que después ocuparía la Secretaría de Gobernación. Otro ex gobernador, Alberto Jiménez fue también secretario federal, ambos, desde sus carteras intentaron acrecentar su poder político en lo local. El resultado fue claro: Alberto Cárdenas, después de ser gobernador, pre candidato a la presidencia de la república y secretario de estado, no fue capaz de obtener votos suficientes para ganar la alcaldía de Guadalajara.

En lo más reciente, las tensiones entre el partido a nivel nacional y local terminaron en una importante escisión del PAN. Ricardo Rodríguez, quien había sido secretario general del partido en Jalisco, diputado federal y consejero nacional por el PAN, entre otros cargos, renunció a la bancada del partido en el congreso local para declararse independiente en 2013. La razón, fue su desacuerdo con una dirigencia estatal que a través del coordinador panista de los diputados negociaba con el gobierno de Aristóteles Sandoval plazas para sus allegados. También denunció los excesos y gastos del gobierno saliente, junto con otros destacados panistas como Víctor Sánchez. El PAN, lejos de investigar a sus propios militantes, optó por expulsar a Ricardo del partido.

A este movimiento de denuncia, se unieron otros tres diputados panistas, quienes junto con los de Movimiento Ciudadano formaron el G-9, un bloque que planteó una agenda legislativa común y opositora al gobierno estatal y que rechazaban la corrupción y componendas que organizaba el propio PAN para mantener sus privilegios. Lejos de que el partido hiciera algo, hoy esos tres panistas enfrentan procesos de expulsión por la comisión de orden. Se quisieron callar escándalos de corrupción locales con el pretexto de no manchar la imagen nacional del partido, ya de por sí en declive por los ánimos a Montana, y a costa de sus votantes.

En el 2014, Diego Monraz dejó también las filas del PAN, después de criticar las decisiones de la dirigencia y llamar a una alianza con Movimiento Ciudadano, a su salida dio los resultados de un sondeo que había hecho en su municipio, Zapopan, en el que se concluía, entre otras cosas, que:

  • Los ciudadanos ya no creen en los partidos, el 35 por ciento señala que el más corrupto es el PRI, seguido por el PAN con 22 por ciento.
  • Más de la mitad de los zapopanos están desilusionados del PAN y hartos del PRI, por eso aseguran que un partido diferente debe gobernar.
  • A pesar de tanta desilusión e indignación de la gente, el 80 por ciento distingue que todavía hay políticos buenos y malos. La mayoría de los consultados dijo que el partido más confiable es Movimiento Ciudadano.

Estos mensajes demostraban, desde entonces, que el PAN era un partido que más que escuchar a su militancia, prefirió buscar el mantenimiento de los privilegios de su élite. Perdió esa noción localista que los caracterizaba, dejó de ser atractivo para los ciudadanos como instrumento de acceso al poder. El movimiento iniciado por Alfaro en 2012, y la estructura de Movimiento Ciudadano abrieron su cauce a esos ex panistas, y ciudadanos en general, que se veían poco representados por el partido que los había gobernado durante décadas. Los resultados electorales de 2015, dan cuenta del poder del voto en mandar mensajes de castigo a los partidos que no son capaces de estar a la altura de las expectativas que cada ciudadano deposita en su voto.

En su libro sobre los partidos políticos, Robert Michels planteaba que conforme los partidos y organizaciones crecen, dejan de ser democráticos y se vuelven espacios en el que las oligarquías buscan la manutención de privilegios. Si no hay otra opción que los partidos, los dirigentes tratan de perpetuar sistemas cerrados que van cambiando muy lentamente. Pero la apertura del sistema, el pluralismo y los mecanismos como candidaturas independientes, muestran que los ciudadanos pueden abandonar a estas estructuras vetustas y oligárquicas. No es casual que en todo este acontecer en Jalisco se hayan caído los muros del sistema con el ejemplo cívico de Pedro Kumamoto, cuya candidatura ciudadana inspira y refresca la política. Los partidos no tienen más que renovarse o morir.

ResultadosGDL2

ResultadosZapopan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s